Jugar Loteria


Casos curiosos en la lotería

En el año 2008 ocurrió un caso curioso en un sorteo de lotería en Chile. Claro, curioso para quienes las “casualidades matemáticas” resultan interesantes. El sorteo del que hablamos fue del Loto de Chile, y ocurrió en el mes de septiembre de ese año.

En este juego hay que acertar 6 números entre 39 lo que, estadísticamente hablando, es bastante difícil. Sin embargo, en el sorteo que mencionamos hubo nada más y nada menos que 28 ganadores que se repartieron el bote, llevándose cada uno la nda despreciable suma, a pesar de todo, de 36.000 €.

Lo que sucedió es que dio la casualidad de que la combinación ganadora, 7-14-18-21-28-35, resultó estar formado por todos números múltiplos de 7 (a excepción del 18). Y es sabido que uno de los “sistemas” que muchos jugadores usan a la hora de elegir números es el de los múltiplos del número inicial.

Dos casos similares se dieron en España en los años 2003 y 2007. En el 2003, en el sorteo del 7 de junio de la Loto española salió la combinación 4-6-13-23-33-43, que resultó en 8 ganadores con 6 aciertos. Y en el 2007 salió la combinación 1-2-4-8-9-24 (complementario, 48; reintegro, 4), que resultó en 14 ganadores con 177.000 € cada uno.

Está claro que los métodos llamados “fáciles” para elegir los números de la lotería tienen un resultado dudoso aunque, por suerte, estas casualidades suceden en forma excepcional.



Manual del jugador de lotería

Perdido en una feria del libro de Granada apareció en una ocasión un folleto del año 1943, cuyo mismo título ya no tiene desperdicio: “Manual del jugador de lotería. Máximas y consejos para no perder. Con indicación de algunos métodos de juego, de casi seguro resarcimiento”.

En el folleto, de apenas 30 hojas, 16 están dedicadas a la historia de la lotería en España, desde el año 1763. También incluye tablas con los resultados de la lotería desde 1868 hasta 1942, y muy especialmente hace hincapié en los sorteos de Navidad.

No se detiene allí el autor, sino que además ofrece un resumen estadístico obtenido de los resultados enumerados. Según sus conclusiones, la mayor cantidad de ganadores había sido de la ciudad de Madrid; que hay (había, hasta esa fecha) 3 millares que resultaban más repetidos que el resto: 9.001 al 10.000(5 veces); del 6.000 al 7.000 (4 veces) y del 24.001 al 25.000 (4 veces); y que el 5 era la terminación más repetida.

Una vez terminadas las estadísticas, pasa a los métodos de juego para no perder. Afirma que su método es seguro porque se basa en el cálculo de probabilidades, y siendo un sistema matemático, sus resultados son indiscutibles. Explica que siendo la lógica matemática la base de su sistema, cuando se elige un número se debe seguir jugando a ese número hasta que salga, porque será inevitable que lo haga.

De todos modos, finaliza aclarando que su sistema no garantiza que el jugador va a ganar, sino que no va a perder, lo cual, dice, “ya es bastante”. Con esa conclusión y la palabra “casi” del título del libro, deja cubiertas las posibilidades de falla.

Por supuesto, al analizar el método que propone, se encuentran las falacias habituales de este tipo de razonamientos, lo que nos lleva a concluir que, seguramente, el autor nunca lo probó él mismo. Y que vivía de vender su método, y no del juego, claro.



La Lotería según un matemático

Cuando llega el momento de comprar un billete de lotería, cada uno tiene sus métodos, cábalas y supersticiones. Sabiendo que la combinación ganadora y el orden en que salen los números es puro azar, sólo queda elegir con los ojos cerrados y encomendarnos a la Diosa Fortuna, a ver si por una vez se digna posar sus ojos sobre nosotros. Sin embargo, este extraño mundo suele dar sorpresas de tanto en tanto. Como las declaraciones del matemático Marcus Du Sautoy con respecto a las probabilidades en la lotería.

Du Sautoy es un investigador y profesor muy respetado, titular de la Cátedra Charles Simonyi de la Universidad de Oxford, escritor de una columna en The Times sobre matemáticas y autor de 3 libros sobre su especialidad… entre muchas otras actividades que realiza.

El año pasado, poco antes de fin de año, cuando se acercaban los sorteos de las loterías de Navidad, fue invitado por la producción del programa The One Show, que transmite la BBC, para hablar sobre las probabilidades relacionadas con la lotería.

Du Sautoy sorprendió cuando dijo que, si bien el sorteo se regía por el azar, había ciertos patrones que se cumplían en un alto número de casos. Comentó que, por ejemplo, en casi la mitad de los sorteos la combinación ganadora incluye números consecutivos. Obviamente, jugar un billete con el número 123456 sería absurdo, por más de un motivo: primero, porque las probabilidades de que salga esa combinación precisa son casi nulas; en segundo lugar, explicó Du Sautoy, hay alrededor de 10.000 personas (en Inglaterra) que juegan precisamente ese número cada sorteo. Por lo que, en el improbable caso de salir, compartirían el premio entre una enorme cantidad de gente.

Du Sautoy aconsejó también evitar múltiplos de 7, ya que hay mucha gente que juega precisamente esos números. Del mismo modo, dijo, habría que usar más los números por encima del 31, que son poco elegidos ya que la mayoría de las personas se basan en fechas significativas para ellos… y ningún mes tiene más de 31 días, claro.

Sin embargo, después de mucho análisis, y sobre el final del programa, concluyó que, quizás, lo mejor es dejar que una máquina elija los números al azar por nosotros.



Los premios de la lotería que nadie reclama

Según las estadísticas, hay entre un 30 y un 70% de premios que salen en la lotería, que nunca son cobrados por los ganadores; es decir, no son reclamados por nadie. O por lo menos esto es lo que sucede en los Estados Unidos.

Por lo general, los premios que no son reclamados son los más chicos o intermedios, aquellos de unos miles de dólares, no de millones. Sin embargo, hay registros de varios premios hiper millonarios que nunca fueron cobrados. Como, por ejemplo, uno del año 2002, en Indiana, de 52 millones de dólares, que jamás fue reclamado. U otro de 14 millones, en Indianápolis, del año 2005. Todos estos premios que nadie cobra vuelven al organismo que organiza la lotería.

Hay un caso muy famoso, sucedido en el año 2005, cuando hubo un premio de 14 millones de dólares, salido en Illinois, y que nunca fue reclamado. Así como en el año 2002, también salió un premio híper millonario de 52 millones en Indiana, que tampoco fue cobrado por nadie. Y el mismo año sucedió lo mismo con un premio de 4.6 millones de dólares, en Massachusetts. Connecticut parece ostentar el record de premios de lotería no cobrados: desde que se inauguró la lotería en 1972, con 1.100 sorteos realizados, 11 premios nunca fueron reclamados. En España, al año 2007 no se habían cobrado alrededor de 420 millones de euros de premios de lotería, un 7% del total de premios sorteados.

El caso más resonante ocurrió en Estados Unidos en 1996, cuando un joven de 23 años llegó 3 días después de vencido el plazo de cobro a reclamar un premio de lotería de 3.5 millones de dólares. Se le negó el pago, debido a que estaba fuera de término, tema previsto en el reglamento de las loterías. El joven llevó el caso a juicio, alegando que, por un lado, había estado cuidando a su padre enfermo y por eso no había podido verificar si su número había ganado; y, por otro lado, que el plazo había vencido en el término de un fin de semana más un día festivo, por lo que las agencias estaban cerradas.

Las loterías recurren a diversos métodos para tratar de ubicar a ganadores que no se presentan aunque, por lo general, la difusión se hace a través de los medios de comunicación. Queda en cada apostador verificar su billete de lotería, aún cuando lo haya comprado conociendo sus remotas probabilidades de ganar.



Los australianos que ganaron la lotería

Recordaremos a continuación una increíble historia que sucedió en el año 1992, y que se conoce como la historia de “El grupo que invirtió 5 millones de dólares para ganar la lotería”.

Se trata de una historia de la cual todos hubiéramos querido ser partícipes. Un grupo de personas juntó dinero, compró todas las combinaciones de números posibles, y bueno, el resto, ya lo podemos adivinar…

Un grupo de inversores que se dio a conocer con el nombre de “El Sindicato Australiano”, armó un plan para ganar un bote acumulado de 27 millones de dólares de la lotería del estado de Virginia. El juego es similar a la Lotería Primitiva de España. A pesar de toda su logística e inversión, finalmente sólo pudieron apostar por 5 de las 7 millones de combinaciones posibles que existen en ese juego. Pero el resultado fue satisfactorio. Y no sólo eso: lo mejor de todo es que nadie más acertó la combinación ganadora y no tuvieron que repartir el premio con otros jugadores.

En esta lotería se debían elegir 6 números entre 44 diferentes. Las probabilidades de acertar con la combinación ganadora eran de 1 en 7.059.052. Digamos que eran prácticamente nulas..

Ahora bien: cada apuesta costaba un dólar, por lo que, para garantizar el acierto, se debían invertir 7.059.052 millones de dólares. Y esto no era todo: se debían organizar todas las apuestas y validar las mismas de forma correcta en las administraciones de juego. Además de un problema adicional: en este tipo de lotería, si hay más de una personas que acierta las combinaciones, el premio se divide entre todos los que acertaron. Por lo que, aún cubriendo todas las combinaciones posibles, nada garantizaba que se llevaran el premio completo.

El siguiente problema era la validación de las apuestas, que en Estados Unidos se hacía a mano: cada jugador rellenaba su propia boleta. La capacidad de las máquinas registradoras era de 2.400 boletos por hora, a 5 apuestas por boleto significaba 600 horas, siempre que no hubiera inconvenientes. Teniendo en cuenta que cada local funcionaba unas 19 horas al día, con ocupar a pleno 30 locales el tiempo era suficiente. Para no generar inconvenientes, el grupo, que constaba de unas 2.500 personas, se repartió en 125 locales diferentes. De todos modos, se creaban problemas con otros clientes que tenían que esperar horas para hacer sus apuestas. Tuvieron la ayuda de una de las tiendas que envío 40 mensajeros a imprimir boletos en distintas sucursales, previo pago de una comisión de 120.000 dólares.

Debido a las características del sorteo, sólo contaron con 4 días para hacer sus apuestas, por lo que no llegaron a validar todas las combinaciones y tuvieron que conformarse con cubrir alrededor de 5 millones, lo que reducía sus probabilidades de acierto al 72%.

Finalmente, el día del sorteo descubrieron que la combinación ganadora (8-11-13-15-19-20) estaba entre las apuestas hechas, y no había más ganadores, por lo que se llevaron el premio de 27 millones de dólares. No sin inconvenientes, por cierto, pero esa es otra historia.



El extraño caso de la lotería búlgara

En Bulgaria sucedió un extrañísimo caso en el mes de septiembre del año pasado. En la lotería nacional, que se sortea dos veces por semana, los jueves y los domingos, salieron dos veces, en 2 sorteos consecutivos, las mismas 6 cifras para el número ganador.

El funcionamiento de esta lotería es muy similar al de la Primitiva de España: se deben elegir 6 números entre 42 números dados.

Los expertos dicen que las probabilidades de que salgan dos veces los mismos 6 números es 1 entre 4.2 millones. Por eso, inmediatamente después de lo ocurrido, comenzaron a circular rumores de fraude y manipulación del resultado, por lo que las autoridades se vieron obligadas a comenzar una investigación sobre el tema. El Ministerio de Deporte, luego de unos días, anuncio que no se detectó caso alguno de irregularidad en ninguno de los dos sorteos. Lo que no deja demasiadas dudas ya que, de haber sido un fraude, hubiera sido un intento bastante burdo.

La probabilidad de que se repitiera la combinación pero no en sorteos consecutivos es algo mayor, lo cual no es de extrañar ya que entre ambas coincidencias habrían pasado probablemente cientos de sorteos intermedios. Lo que asombra en este caso es que haya ocurrido en dos sorteos consecutivos.

Otro dato curioso es que en el primer sorteo, ocurrido el 6 de septiembre, no hubo ganadores. Pero hubo 18 en el sorteo del 10 de septiembre. Esto significa que, extrañamente, hubo personas que eligieron jugar a una combinación que ya había salido, sin prácticamente ninguna posibilidad de que volviera a salir.

Los números favorecidos fueron 4-15-23-24-35-42. Si se quiere añadir un poco más de misterio al asunto, 4 de estos números son los famosos que aparecen a lo largo de toda la serie Lost.



Cómo se juega al Lototurf y la Quíntuple

El Lototurf es uno de los juegos de lotería de LAE. Se trata, básicamente, de una apuesta hípica. Lo que debemos hacer es elegir 6 números de una tabla que va del 1 al 31 y otro número, de una tabla que va del 1 al 12.

Para jugar al Lototurf, primero debemos comprar un boleto en cualquier comercio que este habilitado por L.A.E. veremos que cada boleto está compuesto 2 matrices y 1 zona de múltiples. En la primera matriz marcaremos con una x los casilleros que correspondan a nuestros números favoritos. En la segunda, vamos a tener que marcar, también con una x, la casilla que indica el número de caballos elegidos. La zona de múltiples solo la usaremos en caso de hacer apuestas múltiples, es decir combinadas. Si no la marcamos, quiere decir que estamos haciendo una apuesta sencilla.

El precio de cada apuesta sencilla de Lototurf es de 1 €. Por cada boleto podemos hacer la cantidad de apuestas simples que nos permitan los bloques que lo componen. Para hacer apuestas múltiples o combinadas sólo usaremos 1 bloque. En la primer matriz marcaremos los números elegidos, que puede ser entre 6 y 10, y marcaremos entre 1 y 4 números en la segunda matriz. En la zona de múltiples marcaremos el número que indique la cantidad de combinaciones elegidas. En la fila de pronósticos indicaremos los números elegidos para la apuesta.

Ganamos cuando ganan los 5 caballos elegidos para las 5 carreras que componen la apuesta, y el segundo caballo elegido para la 5ª carrera.

El Quíntuple Plus, también de LAE, es una lotería similar al Lototurf, en la que elegimos 6 caballos, que correrán en 6 carreras diferentes.

Podemos hacer apuestas sencillas y apuestas múltiples:

Apuestas sencillas: elegimos solo un sólo caballo en cada fila de pronósticos.

Apuestas múltiples: cuando seleccionamos más de un caballo, aunque sea solo una fila de pronósticos.

Ganamos cuando acertamos los 6 caballos que ganarán en todas las carreras.



¿Una lotería mundial?

En el último tiempo comenzó a circular un rumor que despertó el entusiasmo y la curiosidad de más de un jugador de lotería: el próximo lanzamiento de una lotería mundial. Camelot Group, la empresa que administra actualmente la Lotería Nacional Inglesa, sería la encargada de llevar a cabo este proyecto. Gran Bretaña sería, entonces, el epicentro de este gran fenómeno del juego online, con un premio mayor que rondaría los 300 millones de euros. Cualquier persona de cualquier país del mundo tendría la posibilidad de participar en el sorteo adquiriendo sus billetes a través de la web.

Aunque los planes para lanzar esta lotería sin duda están en marcha, no se sabe aún a ciencia cierta cual será la fecha de lanzamiento del fabuloso juego. La razón es simple: organizar una lotería de tamaña envergadura no es tarea sencilla. Sin embargo, las tratativas ya comenzaron y en noviembre de 2006, en el marco de la Conferencia de Lotería Mundial, en Singapur, se ha realizado una reunión entre un grupo de potenciales operadores de la Lotería Mundial.

No hay precedentes en la historia del juego de una lotería que involucre países de América, Australia y Europa, sin embargo, sí existen algunas grandes loterías que ya están funcionando hace un tiempo, como la EuroMillones. Esta lotería masiva fue lanzada en 2004 y participan actualmente en sus sorteos personas de Austria, Bélgica, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal, España, Suiza y Reino Unido, que compiten por un premio de hasta 183 millones de euros. Las tratativas de la lotería mundial, por otra parte, involucran hasta el momento a más de cuarenta países distintos, con la idea de repartir 300 millones de euros a lo largo del año.

Aunque es un plan ambicioso, todo indica que pronto podrá llevarse a cabo y la fecha estimativa para el lanzamiento oficial podría ser dentro de cuatro años. Mientras tanto, los fanáticos de la lotería pueden seguir disfrutando de las loterías nacionales y las trasnacionales como Euromillones y soñando con el día en que la lotería internacional sea un hecho.



Probabilidades en las loterias de España

Son muchísimas las personas que en toda España han probado, por lo menos una vez, jugar a la Lotería. Esto lo demuestran las estadísticas. Entre todas las loterías de España, sin duda la favorita es la Lotería Nacional (un 57%), luego la Primitiva (25%), la Bono Loto (7%), la Quiniela con el 6% y, por último, el Gordo de la Primitiva, con el 4%.

A muchas personas les gustaría saber cuál es la probabilidad real de que les toque la lotería. Y podemos saberlo, haciendo sólo algunos cálculos. Para esto, debemos aplicar la regla de Laplace. Este principio determina que la probabilidad de que se dé un suceso aleatorio A, es el cociente entre el número de casos favorables a A, y el de todos los posibles resultados del experimento. En otras palabras, si quisiéramos sabe cuál es la probabilidad de que un dado caiga en un determinado número, dividiremos el número de casos favorables (1), entre todos los posibles resultados (6). La probabilidad es 1:6.

En la Lotería Nacional, no sólo hay que tener en cuenta los números de cada boleto sino también las series. En los sorteos de los jueves, por ejemplo, se emiten alrededor de 6 series de 100.000 números, de los cuales, 35.450 se llevan algún premio. Los sábados y los sorteos especiales llegan a emitirse hasta unas 10 series, con el mismo números de premios que los jueves. En Navidad, se emiten 170 series de 85 mil billetes, de los cuales se llevan premio unos 13.300.

Aplicando la Ley de Laplace, tendremos que las probabilidades de ganar, si jugamos un boleto de la lotería en Navidad, es de 1 entre 14 millones y medio, mientras que en el sorteo del jueves, tenemos 1 probabilidad de ganar entre 600.000.

La Once hace sorteos diarios, salvo los sábados; hace dos sorteos especiales llamados “Cuponazo” los días viernes, y el “Supercupón”, los domingos. También emiten 100.000 números y varias series. En el Cuponazo, que emite 150 series, la probabilidad de ganar es 1 en 15.000.000.

En la Quiniela los posibles resultados son 3 elevado a la 14. Lo que significa, con una apuesta sencilla, 1 probabilidad entre más o menos 5 millones de ganar.

En la Lotería Primitiva, tenemos una probabilidad de ganar de 1 entre 14 millones.

En el Gordo de la Primitiva, hay 1 entre 31 millones de chances. En Euromillones, 1 entre 76 millones, y en el Mega Millions, la probabilidad de ganar el premio más alto es de 1 entre 135 millones.



Ser millonario por 6 euros
noviembre 10, 2009, 7:32 pm
Filed under: Ganar Loteria, Jugar Loteria | Etiquetas: , , , , , ,

Recientemente ha salido un gran premio de 30.117 euros en la Bonoloto. Quien se lo lleva es un jugador que solía comprar un boleto semanal para miércoles y viernes, y apenas gastaba 6 euros.

Y no es la primera vez que en este establecimiento se reparte un premio así, ya que en el año 2005, un afortunado se llevó el premio de la 3era categoría de Euromillones, valorado en 140.414 euros. Y en febrero un jugador se llevó un premio de 85.208.51 euros, luego de ganar la 2da categoría del sorteo de la Bonoloto.

Otra persona, un joven de 35 años, tuvo la suerte de ganar en septiembre del 2007, el premio de la Jornada 3era de La Quiniela, llevándose así, 855.693,72 euros. Aunque tuvo que esperar 3 meses para cobrar, hasta que se comprobó que, efectivamente, era el único ganador con 14 aciertos.

Como no tenia el boleto original ganador, no pudo cobrar el premio cuando se acerco a la delegación de Loterías y Apuestas del Estado de Guadalajara. Y como el boleto original nunca apareció, tuvo que esperar 3 meses, el tiempo que determina el reglamento, para ver si aparecía alguien más que reclamara el premio.
Los juegos de azar del Estado español no se han visto afectados por la recesión. Los juegos de la Administración del Estado destinan el 25% de la recaudación a los gastos públicos.

Estos grandes premios y la afición es España son los que han llevado a Lotería Nacional a invertir 27 millones de euros en las campañas publicitarias del Gordo de la Primitiva, la Primitiva, la Bonoloto y el Euromillones. Juegos como la Apuesta Hípica, el Quinigol y la Quiniela gozarán de una inversión de de 9.1 millones.

Esto supone un incremento de unos 100 mil euros con relación al año pasado, en cuanto al plan general de publicidad de las Loterías y Apuestas del Estado.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.